Desconexión y naturaleza a los pies de Nahuelbuta

Desconexión y naturaleza a los pies de Nahuelbuta

Un espacio prácticamente infinito es el que Anabelle Ramírez administra en el límite Cañete -Contulmo, que conecta con la cordillera de Nahuelbuta y a la vez desconecta a sus visitantes del ruido de los grandes centros urbanos. Trekking, observación de aves, fotografía, exploración y simplemente descanso son parte de los panoramas que ofrece el Parque Ecológico Reussland que cuenta con nidales, o construcciones en forma vertical que alojan a visitantes y tinajas para relajar el cuerpo, porque el alma se entrega a la naturaleza y la quietud del lugar.

Servicios son variados que acompañan la estadía en este paraíso natural. Masajes y expediciones al corazón de la cordillera se pueden agendar por terceros, sin embargo, como lo explica su propietaria, el valor más preciado es la amplitud, los vientos de las cumbres y el sonido de las aves como un bálsamo y un descanso perfecto entre los diferentes tonos de las estaciones.

Tags: