Cordillera y lagos

Experiencia cinco:

Cordillera y lagos

“La geografía de la provincia de Arauco también está marcada por un importante tramo de Cordillera de la Costa y los imponentes lagos.

La Cordillera de la Costa es la más antigua de Chile. El tramo que se encuentra entre los ríos Biobío e Imperial recibe el nombre de Nahuelbuta, denominación que refleja la influencia mapuche de la zona. Su significado es “puma grande” y eso nos da una pista de la rica biodiversidad que podemos encontrar ahí. De hecho, aquí conviven las valiosas araucarias y añosos coigües, con el zorro de Darwin y plantas carnívoras, entre muchas otras especies. El Parque Nacional Nahuelbuta es uno de los últimos refugios de araucarias fuera de la Cordillera de Los Andes.

Uno de sus senderos conduce a la Piedra del Águila, un mirador natural que permite ver Chile de este a oeste, es decir, se puede divisar desde la Cordillera de Los Andes y sus volcanes, hasta el Océano Pacífico.

Cuando llega la noche, los encantos de Nahuelbuta no se acaban, pues sus condiciones particulares de altura y de cielo sin contaminación lumínica, se transforman en un escenario ideal para realizar astroturismo y astrofotografía.

En la provincia de Arauco también se puede disfrutar del lago Lleu Lleu, un cuerpo de agua que, gracias a la organización y el cuidado de las comunidades mapuche, tiene el agua más limpia de América Latina, además de tener uno de los entornos menos intervenidos. De hecho, el turismo aquí también está organizado por cooperativas mapuche, lo que garantiza una experiencia absolutamente natural y autóctona.

Por su parte el lago Lanalhue y las más de veinte lagunas que lo rodean, concentra una amplia oferta turística donde se encuentran cabañas y complejos turísticos que facilitan el disfrutar de deportes náuticos, siendo los preferidos del verano el windsurf, el kayak, y el esquí acuático, además de la oferta de paseos en botes, trekking, y cabalgatas, entre otras actividades”.